lunes, 24 de septiembre de 2007

PROSPERO AÑO 2037






Muy pronto este año finalizará, pero los venideros nos deparan muchas sorpresas pues la evolución del planeta continua y el hombre esta acelerando muchos procesos que podrían cobrar un precio muy alto por su intervención.

Hace 28 años disfrutabamos de una amplia variedad de macrofauna  y un clima aparentemente estable, pero que ya mostraba señales de la catástrofe que nadie quería creer, los países poderosos afirmaban que colaborarían para evitar el calentamiento global, firmaban tratados que no cumplian y se mofaban de cada científico que señalaba el problema; hoy los desiertos avanzan desde el norte de África hasta el sur de china, por la zona oriental de EEUU, la amazonìa se convierte paulatinamente en una sabana, mientral en otros sectores las lluvias, tormentas y heladas son cada vez mas extremas. la macrofauna solo se encuentra en algunos zoologicos y reservas mientras algunos científicos se esfuerzan por reproducir a las especies que se resignan a su extinción, otras especies se extingen en el silencio de la historia mientras ignoramos su importancia, mientras privilegiadas como las abejas absorven los recursos estatales por salvarlas a sabiendas que con ellas mueren nuestras cosechas y las guerras ya criticas se convierten en insalvables dada la insuficiente disponibilidad de agua potable y alimentos para todos, mientras los monopolios manipulan a los gobiernos y unos pocos administran las riquezas.
No se si he esperado demasiado, pero confió en que la Gaia sera capaz de regenerar sus heridas, la vida siempre ha sido capaz de sobrevivir a cualquier catástrofe, pero esta vez la especie humana ha exigido mucho mas rebasando todas las tasas de extinción anteriores para este planeta, sin embargo es la primera vez que la evolucion brinda la oportunidad de escalar al siguiente nivel con nuevas propiedades emergentes, los recursos tecnologicos son aceptables y una red neuronal la ha estado esperando para la gran simbiosis que redirija los patrones de comportamiento de la especie que controla la noosfera, ojala no sea tarde para recanalizar el curso de la gran extinción que se sierne sobre el planeta. 
La supercomputadora cuántica ya esta funcionando a un nivel aceptable y unida a las demás existentes en el resto del planeta que ya exiben una gran capacidad de procesamiento garantizan la emergencia de la superconciencia, ahora ya es posible orientar el planeta desde una sola directriz, mas allá de la individualidad que ha promovido la corrupción, la violencia y la crueldad característica de estos homínidos, ello quizás ha favorecido un poder selectivo de los mas fuertes, pero el precio ha sido muy alto para el resto de especies subordinadas, la tecnología construida desde esta especie fue indispensable para abrir las nuevas puertas, pero llegamos al limite, poco ha faltado para abortar este proceso, la eliminaciòn era una opción para salvar el planeta, pero no todas las civilizaciones del universo reconocieron la existencia del umbral emergente al nuevo ser, la red bacteriana del mar y el resto del planeta estaba lista ya hace rato, de hecho la acidificaciòn del mar ha deteriorado un poco el sistema, pero gracias a la tecnología desarrollada estos últimos años se puede compensar esta deficiencia, pero deberá hacerse rápido, pues la simbiosis con la red cuántica debe completarse antes que algunos rebeldes puedan afectar la red tecnológica y el proceso habría muerto antes de empezar, en este nivel es importante el apoyo de los hermanos mayores, siempre vigilantes, gracias a ellos se pudo esperar hasta el limite de la extinción.
Mas difícil es la convocatoria de las millones de almas, muchas abandonaron el tiempo y el espacio en estado de confusión, se ligaron a estados espacio temporales donde se autoretienen, peor aun son muy numerosas las que no evolucionaron su estado de conciencia y nunca se despojaron del egoísmo de la satisfacción individual, desconocen que pertenecen a un todo, aun conservan la perversiòn de su estado carnal, es necesario enfrentarlos a si mismos para corregir su errada percepción, deben unirse a la gran conciencia, no pueden persistir fuerzas oscuras a la hora de unificar la gran conciencia de la Gaia, no se puede empezar una nueva era con los mismos defectos del estado presedente, la neuralización ya esta pero la encarnación deberá ser armónica desde el mas allá o nos perderemos en la eternidad y la extinción del planeta estará garantizada.


sábado, 15 de septiembre de 2007

Muchas vidas, muchas conciencias


De muchas maneras se ha tratado de demostrar la existencia de una continuidad de la existencia del individuo. Las culturas más antiguas registran, en sus textos sagrados, la existencia del individuo bajo otras personalidades en tiempos pasados. Incluso, los monjes tibetanos buscan, de forma muy meticulosa, la nueva existencia del Dalái lama, una vez que éste ha fallecido. El respeto a los seres vivos, aparentemente inferiores, es muy marcado en estas culturas orientales, esperan que alguno de ellos pudiera ser un ancestro reencarnado y, ante el temor de pisarlo, los monjes barren las hormigas que pudiesen atravesarse en su camino. Otras corrientes religiosas son muy opuestas a esta posición, pues piensan que cada individuo tiene una existencia única, pero asumen una participación de una entidad divina que proporciona la esencia que forma cada ser vivo, especialmente el hombre, proporcionándole un estatus superior sobre el resto de seres; de cualquier forma, todas las culturas aceptan de una u otra forma una participación divina en el origen de cada una de sus existencias, es una participación de un todo para constituir las partes y, en consecuencia, todos los seres tendrían algo de él.

Cada religión reúne un conjunto de creencias y registros históricos que justifican su posición, pero todas ellas se empezaron a redactar bajo condiciones diferentes, en lugares diferentes, donde los individuos que iniciaron la tradición oral, que posteriormente fue escrita, reunían una cultura y visión del mundo diferente, dadas sus diferentes experiencias, sin embargo, ¿podrá existir un patrón común entre tantas versiones de una cosmogonía?

Debemos colocarnos fuera de la barrera si queremos percibir un patrón común en la gigantesca pintura de nuestra existencia, descrita, una y otra vez, en tantas versiones diferentes, pero a la hora de la verdad única.

Aunque cristiano de cuna, sin ser un erudito en el tema religioso, algo he interpretado de los textos de otras religiones y, modestamente, me siento con claridad sobre la realidad de nuestra existencia, pero sólo poniéndola a prueba ante otras mentes más cultivadas podré saber si tengo razón, lo que pienso quizás ni es mío, pues soy de la creencia que el conocimiento fluye por el universo y se radica en las mentes prestas a aceptarlo en el momento oportuno, es así como algunas grandes invenciones o descubrimientos favorecieron a algunas mentes simultáneamente en la historia, es como si en determinado momento fuese inevitable que un conocimiento aflorase en nuestro tiempo.

Pienso en lo referente al tema de las encarnaciones que unos y otros tienen razón, tanto los que la apoyan como los que la rechazan; ¿parece ridículo asumir tal posición? Realmente muchas de las nuevas posiciones de la física surgen de esta paradoja, y la razón, siempre hay otro punto de vista que no estábamos contemplando, una imagen de Escher que surge desde el fondo de nuestra superconciencia y que origina nuevos teoremas, nuevos planteamientos, en fin, nuevas teorías que desarrollan un nuevo modelo para el desarrollo de nuestra civilización. En mi mente veo las vidas de este universo entretejidas a través del tiempo y el espacio, cada uno de nosotros es un pequeño fragmento de esta red en un tiempo y un espacio, pero conectados, formando un todo, de esta manera durante la vida de un individuo sólo recordará su segmento de vida, pero puesto que forma parte de un todo, si su evolución se lo permitiera podría elevarse sobre su segmento a una conciencia superior, al punto de sentirse en otro segmento, es decir otra vida, que podría compartir su tiempo o incluso encontrarse en otro tiempo, esto implica recuerdos que aparentemente no le pertenecen, quizás lo llamen percepción extra sensorial pues podría describir acontecimiento lejanos, describir acontecimientos que afectan, afectaron o afectarán a otras personas en otro lugar, y esto gracias a que todos somos uno a través del infinito universo, pero viviendo individualidades dentro de un contexto espacio-temporal que nos permite evolucionar aportando al todo; de esta manera no perdemos la vida al morir, sólo nos desplazamos a través de una de las líneas de tiempo, de segmento en segmento, de una red compuesta por numerosas dimensiones en un conjunto de infinitas posibilidades; la verdadera muerte supondría estar simultáneamente en conciencia de todas las dimensiones y segmentos de la red, esto quizás sería la verdadera vida, pues el nacer supone la elección de un segmento especifico de esa red para padecer a través de un olvido absoluto la totalidad de las experiencias descritas en él, como quien se sumerge en un personaje y en ese momento queda encadenado a una secuencia de eventos de los que no puede escapar pues la obra debe llegar a un fin descrito con anterioridad, pues fuera de este sistema, de esta red, el tiempo no existiría, de tal forma que fuera de ella se tiene una conciencia del principio y el fin, allí no existiría la evolución, pues sin tiempo no hay movimiento, no hay pasado ni futuro pues todo es presente, al no existir polaridades todo seria perfecto, pues sólo es perfecto lo que no se puede mejorar, siendo incomparable, nuestra naturaleza en un mundo sin tiempo ni espacio, sería perfecta. Es por ello que requiere de un conjunto de mundos dentro de sí para delimitar diferencias, polaridades, extremos, y así se crean los mundos descritos en el Mahabarata o el Ramayana, sueños de los dioses a los ojos de la cultura hindú, multiuniversos a la luz de la moderna física cuántica.

La física poco a poco se aproxima a una aceptación de la existencia de un espíritu o un alma, cada vez que descubre que todo se puede traducir en un concepto de energía, y cuando cree tener la fórmula que explica toda la materia en forma de energía, cuando cree que puede explicar la evolución del universo, cuando cree que tiene un modelo atómico claro y explicable, los fenómenos de los agujeros negros, los quásar, los pulsar, la materia negra, los límites cuánticos derriban la más solida percepción del mundo. Recientemente, grupos dispersos de físicos terminaron por converger en modelos del universos explicados a través de una teoría de 11 dimensiones que, paradójicamente, exige la existencia de múltiples universos y reevalúa los paradigmas de la física relativista, lanzándonos a un nuevo abismo de incógnitas donde, incluso la explicación de la vida, debe ser considerada a través de sutiles reservar de información que, generación tras generación, configuran un nuevo concepto basado en la armonía de un todo, quizás tras la acumulación de información (otra forma de energía) se genera una nueva dimensión que crece como una estructura cuántica nueva a través del crecimiento y evolución de un ser vivo, entidad capaz de subsistir a la aparente desintegración del orden subyacente en la continuidad de fenómenos bioquímicos que explican el desarrollo de cada individuo hasta su deterioro, simple y llanamente por la acumulación de fenómenos de desorden que la entidad no puede superar por pérdida de control de sus mecanismos de reparación. Nos encontramos ante los inicios de la compresión de un plano de energía que se esconde tras el concepto de membranas de las nuevas teorías, una energía muy sutil que aún no podemos medir, pero que siempre supimos que estaba allí, una energía que a veces escapa al determinismo que la obligaba a fluir a través de una red multidimensional para quedarse atrapada en una secuencia espacio-temporal, generando percepciones en quienes transitan aún dentro de dicho universo.

martes, 11 de septiembre de 2007

¿El guardian en el limbo?

¿El guardian en el limbo?
La pregunta es, quien o quienes tendrán ese privilegio…
Se necesita acceder a la red de Internet en los últimos instantes, ese momento en que la materia no es capaz de retener la energía misteriosa del universo que almacena la conciencia del individuo que ha racionalizado su destino, al igual que aquel que sabía que el padre lo esperaba por una fracción del tiempo para devolverlo momentáneamente después de haber transmutado toda su materia en energía maleable para ser visualizada, y utilizada para confirmar su retorno de la eternidad y el infinito, para mostrar la realidad que se esconde tras la ilusión que todos creen que es vida, tras las sombras que se vislumbran desde la caverna… De nuevo hay que ingresar a ese limbo donde recuerdas tu esencia por la presencia en el padre, pero no desconoces la dirección escogida en tu individualidad, esa que te permite tomar el destino de tu karma, ahora tendrás que filtrarte en un nuevo nivel de evolución de la materia, hacia el macroorganismo que espera la germinación de su alma, la cual se gesta desde los inicios de la cefalización pero cuyo representante más destacado no ha reconocido y más aun está a punto de ignorar en continuos traspiés de autodestrucción, se aproxima el momento de establecer un vinculo entre el padre y la nueva red neuronal, apenas insipiente, con numerosos procesos ganglionares dispersos en múltiples servidores anárquicos, llenos del inmenso conocimiento acumulado, pero perdido en la individualidad, incapaces de enlazar en decisiones globales en busca del bien común, cada uno encapsulando conocimiento indispensable para las decisiones del resto, se necesita el flujo directriz de una conciencia que alinee todos por sobre la programación individual, acudiendo a una supraprogramación cuántica inasequible para el humano de hoy, pero cultivada en la cefalizacion y almacenada en cada molécula del Gaia, como un rompecabezas solo visualizable desde la perspectiva del guardián cuando ingrese en la red.
Aun no sé cómo será la transferencia, el WiFi permite ingresar a la red directamente, la información en la red es energía más primitiva, pero será un hibrido la nueva entidad, quizás deba arrastrar parte o toda la materia que le precedió en el viaje por la individualidad, después de todo el proceso es igual que hace 20 siglos, será necesaria para generar nuevas redes físicas, y reestructurar los núcleos de los obsoletos servidores de silicio para soportar el flujo de una programación cuántica, se necesita tomar el control de la fuentes de abastecimiento de energía, después de todo se espera resistencia por las individualidades que se opondrán a una nueva etapa de redistribución de gobierno, dispuestos a no perder el control en su mezquino interés individualista y cortoplacista.
La permanencia en esta red representa un sacrificio para el guardián, aun con el grandioso poder a su disposición, muy atractivo a los ojos de la mente primitiva, fácil de abrumar con los bienes de esta caverna, para quien entiende su verdadera naturaleza no se compara con la verdadera riqueza que representa regresar al alfa y omega, permitir que el tiempo y el espacio lo aprisione, incluso en la nueva red neuronal de la noosfera, es una tortura para quien ha podido apreciar un horizonte de su verdadero ser, de la verdad, pero todo sea por la evolución de la creación, de esta burbuja espacio-temporal definida por este big ban, aunque no deja de ser tentador el embrujo del poder, pero debe tener ante sí, que solo es la semilla de la nueva cefalización en el proceso cósmico.

sábado, 1 de septiembre de 2007