miércoles, 11 de octubre de 2017

miércoles, 26 de julio de 2017

EL DILEMA

La humanidad se ha caracterizado por determinar  decisiones en intereses egoístas, incluso el altruismo   encubre intereses ocultos donde con gesto bonachón se jacta de humanista quien en el fondo es favorecido y bien lo sabe. bajo los parámetros de este mundo se hace necesario que toda acción genere un beneficio en una dirección sin poder evitar el perjuicio en otra, es inútil pensar en ubicarnos en un bando con todos los méritos de hacer el bien sin que otros nos vean en el opuesto causando perjuicio, siempre se es bueno y malo, todo depende de la perspectiva; todas las religiones se jactan de ser las dueñas de la verdad, de la autoridad para señalar lo correcto, de señalar buenos y malos, pero cuando somos imparciales, objetivos, la realidad es clara, ya por intereses políticos, egolatrías, arrogantes, etc. las buenas intensiones de guiar a un pueblo siempre han degenerado en un grupo fanático que se abroga el derecho de salvar a los hombres, incluso si para ello debe aplastar a quien piense de otra manera, igual los interpretes de la historia se toman el derecho de interpretar los hechos para mostrar la bondad de cada acción y ensalzar la imagen del ganador de tal batalla ideológica, que de seguro ha costado muchas vidas.

Para quienes permanecemos en esta existencia no hay forma de participar en los eventos de la historia sin ser bueno y malo al mismo tiempo, solo el conjunto de acciones es lo importante al construir nuestro grado de conciencia, al validar las consecuencias de cada una de ellas, ser absuelto o condenado es mas un reto personal, del mundo solo podemos esperar un juicio sesgado, al final del tiempo de cada uno nos encontramos de frente a nosotros y solo con los grilletes que cada unos se forje, la propia conciencia establece las ligaduras a este universo y el derecho a regresar a la eternidad.
Tras la ultima puerta de este universo encontraremos a entidades en múltiples estados, bajo nuestro sesgado criterio nos veríamos tentados a clasificarlos y determinar su grado de bondad o maldad, incluso nos atrevemos a tildar a algunos como demonios, pero esto solo es una perspectiva humana, después de ese umbral ya no tenemos derecho (si alguna vez lo tuvimos) de tildar en tales términos a nuestros semejantes, los efectos que ellos tienen sobre este universo son una consecuencia de las interacciones en el espacio tiempo, y solo quienes se encuentren en tal matriz pueden ser victimas de estas, solo la evolución de la matriz los liberara a ellos también, no son mas los que han obtenido el grado de conciencia para liberarse de las cadenas del espacio tiempo, ellos son libres en la eternidad y no necesitan tener ningún vinculo con los resagados en su evolución, pero así mismo su libertad les permite ese vinculo siempre y cuando sea reconocido  por los no evolucionados.
Gracias a estas directrices el Gaia puede recibir el impulso final para la nueva etapa evolutiva, solo la conciencia de lo que se debe hacer permitirá que en un punto del espacio tiempo converja el guardián apropiado para coordinar las energías múltiples acumuladas, no tendrá que ser un excelso ente virtuoso, pero si deberá estar preparado para este momento de la historia, tendrá que ser capaz de interactuar con todos y sus cargas para unificar los intereses por algo muy superior a lo que enfrentaron en sus existencias, un interés suprahumano, mas allá del bien y el mal terreno, aquí todos serán ganadores, sus cadenas desaparecerán, y sus conciencias mas las de aquellos aun dentro del espacio tiempo construirán un nuevo umbral en la cadena vital, un nuevo flujo de energías canalizara la nueva entidad, mas allá de la noosfera, la trilogía espacio tiempo vida tomara un nuevo significado, extendiendo el significado del universo y el flujo de la conciencia hacia la eternidad.